fbpx Skip to main content

Hay ciertos malos hábitos resultan difíciles de evitar hacer cuando subimos a un auto para conducir.

Lo importante es reconocerlos para tener en mente qué riegos se corren y estar atentas en todo momento.

Les contamos cuáles son para que aconsejen a su mamá, amiga, esposa o hermana y protejan su seguridad.

 

Manejar usando tacones

 

Es mejor usar un calzado cómodo a la hora de ir al volante, pues los tacones pueden dificultar la movilidad de los pies. La punta angosta del zapato hará que el control de los pedales sea menos efectivo, mientras que el tacón va a crear una distancia entre el talón y el suelo, dificultando el movimiento lateral del pie.

 

Maquillarse al conducir

 

Lo mejor es no usar el retrovisor para aplicarse maquillaje, te obliga a moverlo de lugar y esto propicia que se pierda visibilidad. Además, se pierde la atención ante cualquier riesgo que pueda suceder. Al volante siempre es mejor ir enfocada y atenta en conducir.

 

Poner el bolso junto a los pedales 

 

Cualquier objeto que esté cerca a los pedales puede ser peligroso pues, de bloquear estos, no permitiría frenar, acelerar o pisar el ‘clutch’. Evita este tipo de incidentes dejando el bolso en la cajuela y despejando la zona de los pedales.

 

Manejar en estado de embarazo

 

No se recomienda que una mujer conduzca luego del sexto mes de embarazo pues el volante en el vientre puede lastimar al bebé y a la madre. Además, la movilidad de la mujer puede verse un poco limitada. En lo posible, no manejes luego de los seis meses de gestación y, en caso de tener que hacerlo, que siempre sea acompañada.

Estas son unas cuantas recomendaciones para asegurar que las mujeres eviten al máximo exponer su seguridad y la de quienes la acompañan en el vehículo.

 

Leave a Reply

en_USEN